Precio
4.360,08 US$
BTC
0,08535465  Ƀ
1H % ROI -0.00%
24H % ROI 4.56%
7D % ROI 6.70%
Volumen 24h 17.672.549.159,27 US$
Oferta disponible 118.637.061,124 ETH
Oferta total 0 ETH
Rango 2
Capitalización 517.267.394.491,20 US$

ETHEREUM EN UN PAR DE LINEAS

Vitalik Buterin publicó en 2013 el libro blanco de Ethereum, el cual describe el funcionamiento de la red. Buterin y el resto de cofundadores de Ethereum, lanzaron oficialmente el proyecto el 30 de julio de 2015. Ether (ETH) es la criptomoneda nativa de su respectivo blockchain. Ethereum pretende ser una plataforma descentralizada para dApps, permitiendo a los usuarios de la red el diseño de aplicaciones a prueba de censura, fallos y fraude.

¿QUÉ ES ETHEREUM (ETH)?

Desde la creación de Bitcoin en 2009, han surgido muchas otras criptomonedas que se autoproclaman como el futuro asesino de Bitcoin o “el próximo Bitcoin”. Existe un proyecto que destaca por no intentarlo: Ethereum (ETH). Aunque Ethereum es (sólo) un poco menos conocido que Bitcoin, esta criptomoneda sigue disfrutando de un éxito que no para de crecer. De hecho, Ethereum fue ideado por Vitalik Buterin pocos años después del lanzamiento de Bitcoin. Su objetivo no consistía en enriquecerse rápidamente siguiendo los pasos de Bitcoin, sino crear el primer ordenador descentralizado del mundo. 

En la actualidad, Ethereum es reconocido como el proyecto con la segunda mayor capitalización de mercado. Algunos afirman que Vitalik Buterin se inspiró en la criptomoneda pionera, Bitcoin, pero en realidad su creación respondía a un planteamiento bien distinto: cambiar el mundo. Mientras que Bitcoin pretendía esencialmente descentralizar el dinero, Ethereum quería ampliar el alcance de las criptomonedas y del blockchain para su adopción masiva. Este revolucionario proyecto ha abierto la puerta a las dApps (aplicaciones descentralizadas) y a los contratos inteligentes. 

¿Para qué sirve Ethereum?

Ethereum es una plataforma abierta descentralizada que ofrece a los desarrolladores un blockchain donde crear aplicaciones descentralizadas (dApps) mediante la firma de contratos inteligentes. Estos contratos inteligentes son códigos que ejecutan automáticamente tareas a través de la EVM (Máquina Virtual de Ethereum) en cuanto se cumplen determinadas condiciones (estipuladas en el contrato inteligente). Ethereum fue codificado en un lenguaje tipo Turing-completo, el cual da vida a este tipo de aplicaciones. 

La red Ethereum tiene su propia criptomoneda, el Ether (ETH), que cumple dos funciones: la remuneración de los mineros que mantienen la seguridad de la red (es decir, aquellos individuos detrás de cada ordenador que sirve como nodo en la red), y la remuneración de los programadores y desarrolladores que trabajan directamente en el proyecto Ethereum.

Los contratos inteligentes suelen implementarse en dApps. Las dApps basadas en Ethereum son de código abierto, seguras, autónomas, fáciles de implementar siempre están disponibles. Cubren un enorme número de campos, desde la banca y el comercio, hasta el almacenamiento de datos o la verificación de los términos de un seguro. Lo interesante es que Ethereum no crea directamente estas dApps, sino que otras empresas utilizan su blockchain, sobre el cual emiten sus propios tokens ERC-20 y proyectos. Todo ello desplegado en el ecosistema de Ethereum.

Como analogía con una tecnología más comprensible, podemos definir a Ethereum como un ordenador global gratuito donde cualquier programador puede crear y ejecutar un programa. Este ordenador no pertenece a una sola persona, de hecho, se compone de una red descentralizada de ordenadores individuales (conectados a través del blockchain). Ethereum elimina a los intermediarios y da mayor seguridad a las transacciones mediante contratos inteligentes bien desarrollados, al tiempo que dota de mayor transparencia a las operaciones.

A diferencia de Bitcoin, Ethereum no puede considerarse una amenaza para bancos e instituciones financieras, sino una fuente de oportunidades. Estos actores internacionales, preocupados por la idea de que la cadena de valor de las transacciones se les escapa de las manos, podrían aprovechar el blockchain de Ethereum para acelerar los servicios prestados gracias a sus innovadores contratos inteligentes. No es descabellado por tanto, que Ethereum haya sido adoptado por instituciones internacionales empresas multinacionales, lo que avala su practicidad en el mundo real.

En definitiva, Ethereum es un proyecto que ofrece todo un nuevo mundo de oportunidades. Apenas hemos visto aún la punta del iceberg en lo que a potencial de contratos inteligentes dApps se refiere. Piense en cualquier rally alcista del precio en el mundo de las criptomonedas: todos ellos fueron posibles gracias a Ethereum. Cuando las ICOs se pusieron de moda: la gente acababa de darse cuenta de que Ethereum les daba la oportunidad de crear sus propios proyectos. Los entornos basados en DeFi parecían aparecer de la nada, y con el internet de las cosas comprendimos que los datos podían pasar al blockchain de Ethereum potenciando en mayor medida a las dApps. Incluso ahora, la explosión por el amor al arte con NFTse lo debemos a Ethereum.

¿Cómo comprar ETH?

Una forma de adquirir ether es cambiándolo por otra criptomoneda comprando con dinero fiat (lo cual es cada vez más fácil al incrementarse las opciones disponibles). Utilizando plataformas de negociación que soporten el canje de fiat a criptomoneda, puede comprar ether haciendo una transferencia bancaria o simplemente pagando con su tarjeta de crédito/débito. Hoy en día incluso es posible comprarlo con dinero en efectivo, ya que el token ETH es increíblemente popular, y la segunda criptomoneda más grande de la industria..

Para el usuario medio que quiera invertir en criptomonedas, probablemente la opción más sencilla sea comprar y vender ETH en un mercado específico como BinanceeToro, etc. Este método de operación en línea sigue siendo el más barato y aporta la mejor relación calidad-precio. El entorno presenta una serie de riesgos que no debe subestimar. No utilice cualquier sitio, ya que puede tratarse de una estafa, y su dinero desaparecerá poco después de haberlo depositado. Es importante tomar algunas precauciones básicas, empezando por elegir la plataforma más adecuada para comprar ETH.

¿Cuál es nuestra opinión sobre Ethereum (ETH)?

Ethereum sigue siendo indiscutiblemente uno de los mejores blockchains existentes. Aunque algunos proyectos pretenden competir con él ofreciendo aplicaciones descentralizadas y contratos inteligentes, Ethereum está simplemente demasiado enraizado en el espacio como para que pueda ser reemplazado. Su token nativo, el ether (ETH), sigue siendo una de las criptomonedas más rentables, con una capitalización de mercado que la sitúa en segundo lugar, sólo tras el Bitcoin. Si bien es cierto que su velocidad de transacción sigue siendo baja y presenta serios problemas de escalabilidad, las futuras actualizaciones de la red deberían ser capaces de aportar una solución definitiva.

Ethereum es una red que goza de reputación y por tanto la confianza de todos los inversores. Invertir en Ether sigue siendo una buena opción si se tiene la estrategia adecuada. Más simple imposible. Tenga en cuenta los riesgos que conlleva la inversión y no arriesgue mayor cantidad de capital de la que pueda permitirse perder. Si quiere saber más sobre este gran proyecto, consulte otros de nuestros artículos sobre el tema

Noticias Ethereum

Ver también